Seleccionar página

Recordamos infinidad de combinaciones numéricas diferentes: teléfonos, la clave de seguridad de nuestro banco, la del candado de nuestra bicicleta, los cumpleaños de nuestros familiares… Por eso, cabe la posibilidad de que, un día, necesitemos ayuda profesional para accionar una cerradura y conseguir así que se abra nuestra caja fuerte. ¿Cuántas veces hemos olvidado alguna de esas combinaciones? Es fácil hacerlo; como lo es olvidar la clave para abrir la caja fuerte a la que necesitamos acceder urgentemente.

En Jarauta Seguridad, cerrajeros especializados en todo tipo de cerraduras, atendemos y resolvemos cualquier contratiempo que pudiera producirse en lo relativo a cajas fuertes: apertura, reparación, venta. 

Con nuestro servicio 24 horas, y durante todos los días del año, si estás en Tudela y alrededores, abrimos tu caja fuerte de forma rápida, sencilla y segura.

En este artículo, te contamos cuáles son los pasos a seguir de ser necesario que un técnico nos asista.

¿Cómo proceder en caso de necesitar reparar o abrir una caja fuerte?

Hay muchísimos tipos de cajas fuertes, cada uno de ellos enfocado a cumplir con unas características determinadas, en base a los bienes que contengan.

Existen cajas fuertes de gama doméstica, pero también otras bastante más sofisticadas y profesionales. Por ejemplo, puede haber empresas u organizaciones que requieran de unas especificaciones muy especiales, y que tenderán a decantarse por cajas fuertes ignífugas, otras pensadas especialmente para proteger datos informáticos, etc., mientras que las mejores para hogar serán aquellas fáciles de instalar y ocultar.

En lo que a mecanismos de apertura se refiere también hay una amplia variedad. 

Por un lado, por ejemplo, está el sistema clásico de rueda giratoria, ya prácticamente obsoleto. No es de extrañar, puesto que no implicaba muchas dificultades en el momento de averiguar cualquier contraseña.

¿Te suena ver en las películas al típico ladrón con la oreja pegada a la caja fuerte mientras mueve la llave de ruleta? Esto es porque, según el dígito por el que pase el mecanismo, este emite un sonido u otro, revelando así la combinación de apertura.

Ahora, se han impuesto las cajas fuertes con sistema electrónico de apertura, que son mucho más seguras.

Sea cual sea el caso, cuando toca abrir una caja fuerte sin temor a dañarla, la mejor opción siempre será acudir a un profesional. ¿Por qué? Porque son quienes cuentan con las herramientas, métodos y conocimientos necesarios para hacer un muy buen trabajo en base al método correcto y, además, no dañar ni la caja ni su cerradura.

¿Cómo saber si tu caja fuerte está realmente dañada?

En ocasiones, que una caja fuerte no responda no implica una avería, así que lo primero que debes hacer es asegurarte, en función de cómo sea tu caja fuerte, de que:

  • Has introducido correctamente la clave de tu caja
  • No se ha activado el sistema de bloqueo o retardo

Aunque parezca una obviedad, puede suceder que nos equivoquemos a la hora de escribir el código. Esto hace que la caja de seguridad active el mecanismo de retardo y, por tanto, no se abra.

En este caso, la solución es simple: esperar a que la caja fuerte se desbloquee pasados unos minutos.

Si pasado este tiempo, la caja fuerte continúa cerrada, cabe la posibilidad de que los pernos de seguridad se hayan visto dañados. Si esto sucediese, manipular la caja podría dañarla incluso más; esa es la razón de que sea tan importante hablar con un profesional: es la forma más sencilla de evitar convertir una avería menor en una más grave.

Requisitos para la instalación de una caja fuerte

Antes de colocar una caja fuerte, debemos hacernos las siguientes preguntas:

  • ¿Qué queremos proteger?
  • ¿Dónde la vamos a instalar?
  • ¿Qué medidas de seguridad tiene el entorno de la ubicación de la caja?
    • La puerta (¿madera, metálica, blindada, acorazada?)
    • La cerradura (¿un punto, varios, embutida, sobrepuesta?)
    • El bombín (¿de serreta, de seguridad, gorjas, pompa?)
    • El escudo de protección (¿hueco, macizo, con 2 tornillos, con cuatro?)
    • El marco (¿de madera o metálico?)
    • ¿Hay sistema de seguridad electrónico (avisador, alarma, control de acceso u otro)?

Respondiendo a estas sencillas respuestas, nosotros sabremos qué tipo de caja utilizar: doméstica (sin homologación) u homologada (grado I, II, III, IV, V o con resistencia al fuego).

Abrimos o reparamos tu caja fuerte

En Cerrajería Jarauta somos especialistas en reparar y abrir cajas fuertes de todo tipo, independientemente de su sistema de apertura.

Nuestros más de 30 años en el campo garantizan un servicio completo, rápido y ágil.

¿Quieres consejos sobre qué tipo de caja instalar? ¿O conocer todas las marcas y artículos de los que disponemos? Ponte en contacto y resolveremos cualquier duda o consulta. Estamos para asesorarte y dar la mejor respuesta para tu seguridad.